CREACIÓN DE TU EMPRESA. ÁREA LABORAL - RBB Consultant
11523
post-template-default,single,single-post,postid-11523,single-format-standard,mkd-core-1.1,ajax_fade,page_not_loaded,,burst-ver-1.9, vertical_menu_with_scroll,smooth_scroll,blog_installed,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.5,vc_responsive
 

CREACIÓN DE TU EMPRESA. ÁREA LABORAL

laboral

¿Merece la pena ser emprendedor? ¿Eso de iniciar la creación de nuestro propio negocio es buena idea? ¿Es el momento para poner en marcha ese proyecto que tanto apasiona? Estas y otros cientos de miles de preguntas son habituales cuando estamos pensando en abrir nuestra propia empresa. Una de las áreas en las que más énfasis debemos poner es la laboral.

La necesidad de contratar al primer trabajador puede darse al poco tiempo de iniciar la empresa o puede tardar meses o años en producirse. El empresario debe de ser consciente del momento en el que se puede considerar beneficioso introducir en la propia estructura alguna parte de los procesos que se tienen externalizados.

laboralEn primer lugar, debemos tener claro que nuestra necesidad de personal no hace referencia a una persona, sino a un puesto de trabajo.

  • Planificar las necesidades de personal.
  • Definir puestos de trabajo.
  • Seleccionar candidatos.
  • Definir tipo de contrato y condiciones.
  • Contratación.

Los tres primeros puntos dependen de nuestra situación y tipo de negocio. Planificar el cuadro de personal es describir todos los puestos de trabajo. Además del puesto de trabajo, también necesitamos conocer el perfil más adecuado para ocupar ese puesto. Se trata de identificar las necesidades futuras de la organización y compararlas con la plantilla actual, teniendo en cuenta sus posibilidades de adaptación.

Y…¿QUÉ PASA CON EL CONTRATO?

La parte de definir el tipo de contrato y realizar la contratación es la que más quebraderos de cabeza suele traer. Además de ser importante de cara al adecuado progreso del negocio, los errores en esta área podrían llevar a posibles sanciones para el emprendedor. Es por estas razones por las que es importante contar con un buen asesoramiento y estar siempre rodeado de excelentes profesionales.

TIPOS DE CONTRATO

Una vez que tenemos definido el puesto de trabajo y seleccionado al personal, la duda mayoritaria que surge es que contrato hacer al trabajador, ya que existen numerosos tipos con diferentes características y requisitos. A continuación te mostramos los más comunes:

  • Contrato indefinido.
  • Contrato temporal.
  • Contrato para la formación y de aprendizaje.
  • Contrato en prácticas.

Dentro de estos tipos de contrato existen varios subtipos. Los suficientes para adaptarse a la situación del negocio sea esta cual sea.

laboralEn principio, la empresa puede contratar a todas aquellas personas, mayores de 16 años, que no se hayan visto privadas de su capacidad de obrar por medio de una sentencia judicial.

Los contratos se formalizan por escrito siempre que exista acuerdo entre las personas trabajadoras y la empresa. En la web del servicio público estatal de empleo existen modelos de cada tipo de contrato que podremos descargarnos y rellenar con la información pertinente.

PASOS A SEGUIR

  1. Deberemos obtener el modelo de contrato o pedirle a nuestro que nos los redacte y nos ayude a rellenarlo. Es necesario obtener un total de tres copias y estas deben ser firmadas por la empresa y por el empleado.
  2. Desde la fecha de inicio de la relación laboral disponemos de un plazo de dos días para comunicar el alta y las condiciones a la Tesorería de la Seguridad Social. Este trámite se puede hacer personalmente es sus oficinas o telemáticamente mediante el uso de una firma digital. El empresario tiene la obligación de pagar una cantidad por el trabajador en concepto de seguros sociales. Con este trámite les hacemos conocedores de las obligaciones que acabamos de adquirir. Aunque para esta comunicación disponemos de poco plazo es aconsejable no realizarlo hasta que el acuerdo sea firme, pues el empresario deberá empezar a cotizar desde el momento del alta, independientemente de lo que suceda después.
  3. Por último debemos presentar el contrato en las oficinas más cercanas del Servicio Estatal de Empleo. Allí se quedarán una de las tres copias realizadas. La empresa y el trabajador se quedarán con las otras dos.

Como ya comentábamos al principio del post, estos trámites pueden parecer sencillos de entrada, pero cualquier error puede ocasionarnos múltiples problemas que desembocarían en la correspondiente sanción y otros. Un asesor en materia laboral puede proporcionarnos la tranquilidad de que nada va a salir mal, permitiéndonos así centrar toda nuestra atención en ese proyecto en el que tantas ilusiones hemos puesto.

En este post queremos presentaros una empresa cuyo modelo de negocio puede llevar tu proyecto por el camino adecuado hacia el éxito empresarial. Si has detectado una necesidad en el mercado, el grupo Raipe Consultors asesoría laboral Barcelona, pondrá a tu disposición una metodología adecuada en materia fiscal, contable, laboral y legal.

Y, como siempre, si eres o has sido emprendedor, HÁBLANOS. Toda nuestra comunidad está deseando saber como te fue, si realizaste solo tus gestiones, si un consultor te fue de gran ayuda y,…, en especial, si disfrutaste de la experiencia.



Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies